hamela
Interpretación
Improvisación

La IMPROVISACIÓN como herramienta básica para teatro y audiovisual.


La improvisación es una técnica escénica que permite contar historias que se generan y desarrollan en el momento mismo de actuarlas. El/la improvisador/a es al mismo tiempo dramaturgo/a, director/a y actor/actriz de la obra en el preciso momento en el que se va representando. Esta forma de teatro se presenta en la actualidad no como un ejercicio de formación para los actores, sino como un producto terminado, en el que los actores y el público – que participa dando sugerencias sobre situaciones, personajes, lugares, etc., en los que se desenvuelve la acción – van "descubriendo" la trama de la historia que cobra vida en el escenario. Cada función es diferente: no hay ensayos previos, ni guion, ni elementos técnicos o escenográficos, sólo la imaginación y la destreza de los actores-improvisadores que producirán una creación única y espontánea.


La espontaneidad tiene el poder de liberar el potencial creativo y a la vez añade un elemento de riesgo que da aún más valor al trabajo. En la improvisación, este proceso se realiza cooperando, ya que la técnica se basa en "aceptar". Como nada existe hasta que los actores lo proponen, crear una escena supone que todos estén de acuerdo en cuanto a dónde están, quiénes son y qué está sucediendo. Los improvisadores deben aceptar las propuestas de sus compañeros y sumar, es decir, construir sobre ellas. Por tanto, la escucha y aceptación son tan importantes como el trabajo en equipo.

Profesora

Ana Salas

Profesora de Interpretación, Curso general niños e Improvisación